es

Jóvenes, africanos y nuevos en la ICANN

18 de julio de 2013
Por Lynn Lipinski

Me encanta conversar con los recién llegados a las reuniones de la ICANN, sobre todo cuando son novatos, entusiastas y deseosos de aprender, como los estudiantes sudafricanos y los “alumnos de toda la vida” invitados a participar en Durban. Aportaron perspectivas singulares sobre las realidades del acceso y el uso de Internet en su continente.  En lugar de evangelizar acerca de todos los beneficios de Internet, se me recordó que primero es necesario construir su infraestructura.

Mercy Moyo, James Njenga y Kudzani Tenga son tres de los 16 usuarios locales de  Internet que asistieron por primera vez a una reunión de la ICANN gracias a los esfuerzos conjuntos de la Organización Regional At-Large de África (AFRALO) de la ICANN, la sociedad civil africana y AfriNIC, y el apoyo financiero de Google. Quince provenían de Sudáfrica y uno de Liberia.

Cada uno de ellos ha sorteado barreras idiomáticas y de acceso, velocidades de bajo ancho de banda, y topes inflexibles en materia de datos para poder llegar a ser usuarios de Internet, y esta semana se procuraron un lugar dentro de la comunidad de la ICANN. Sus intereses van desde el incremento del contenido onlinelocal hasta la capacitación y educación en habilidades básicas en materia de TIC.

“En Internet hay una gran cantidad de información en idiomas extranjeros”, dijo  Kudzani Tenga, estudiante de la Universidad de Sudáfrica. “Como africanos, necesitamos crear un contenido propio que refleje nuestras experiencias y nuestra cultura. Los expertos locales en la materia…no se encuentran fácilmente en Internet”.

James Njenga es profesor titular en la Universidad de Western Cape. “Cuando los evangelizadores vienen a predicar sobre lo bueno de Internet – nos presentan estas expectativas de que Internet es un árbol de dinero que  uno planta fuera de su casa y que, una vez uno tiene un MBPS (megabit por segundo) o diez MBPS, a la mañana siguiente uno sale de su casa y empieza a cosechar dólares”.

James está de acuerdo en que Internet podríaevolucionar y llegar a ser este árbol de dinero a largo plazo, pero hacen falta más trabajo, más tecnologías y, probablemente, más financiamiento para llegar a esta instancia.

Mercy Moyo, funcionaria asistente de programas en el Centro de Información, Capacitación y Difusión para África,  dijo: “Recorremos toda el África subsahariana  para capacitar a los usuarios finales sobre la mejor manera de usar Internet y sus recursos. Noto una falta de habilidades básicas en materia de TIC. Tuvimos un participante que no sabía usar el mouse y lo levantaba en el aire”.

Dedicamos unos minutos a conversar con cada uno de ellos acerca de sus impresiones sobre la ICANN hasta el momento, y de qué los atrajo a participar en la reunión No. 47 de la ICANN en Durban. ¡Espero que disfruten de conocer a Mercy, James y Kudzani tanto como yo!

Authors

Lynn Lipinski