es

Advertencia al comprador: no todos los nombres son iguales

24 de noviembre de 2021
Por Alain DurandAlain Durand

Si es nuevo en el sector de los nombres de dominio, ¿qué debe tener en cuenta a la hora de comprarlos?

Una de las razones principales es obtener un dominio de marca que sea fácil de pronunciar y deletrear. También hacemos suposiciones. Por ejemplo, puede suponer que cualquier cliente potencial de cualquier parte del mundo puede utilizar el nombre de dominio que seleccione para conectarse con usted fácilmente, ya sea haciendo clic en un enlace o escribiendo el nombre en un navegador.

Hasta hace poco, ese supuesto era cierto. En general, el nombre de dominio que usted compra a un registrador o revendedor acreditados por la ICANN puede ser utilizado por cualquier usuario de Internet una vez que el Sistema de Nombres de Dominio (DNS) y los servidores web adecuados para ese nombre de dominio estén configurados. Es una de las ventajas más importantes del DNS: cualquier persona puede consultar los nombres de dominio en cualquier lugar del planeta.

Entonces, ¿qué ha cambiado? Ahora hay algunos registradores acreditados por la ICANN que ofrecen la posibilidad de comprar nombres de dominio que no son del DNS. A los ojos del ciudadano promedio, estos podrían parecer un nombre de dominio cualquiera. Sin embargo, hay una trampa. Cuando vaya al sitio web de un registrador y pase el ratón por encima de esos nombres o busque un descargo de responsabilidad, generalmente dirá algo como "estos nombres de dominio aún no son compatibles con la mayoría de los sistemas tradicionales del DNS".

El término "aún" puede inducir a error a los usuarios de Internet. Los nombres de dominio no compatibles con el DNS requieren un puente especializado del mundo del DNS. ¿Qué significa esto para el usuario promedio de Internet? Algo simple: a menos que los usuarios de internet instalen un software específico en sus dispositivos digitales, no podrán utilizarlos. Si hacen clic en un enlace de este tipo, fallará con un mensaje de error que indica que no se puede encontrar el dominio. Para que los usuarios de Internet puedan conectarse con esos nombres, tendrían que instalar un navegador específico, instalar un complemento especial en su navegador favorito o configurar su sistema para utilizar un resolutor específico del DNS que sirva de puente con el mundo del blockchain de Handshake.

Los sistemas de resolución de nombres fuera del DNS existen desde hace mucho tiempo. Se podría mencionar el Servicio de Información de Red (NIS) de Sun Microsystem, la Arquitectura de Objetos Digitales (DOA), o incluso el Servicio de Nombres de Ethereum (ENS), que es otra solución basada en blockchain. Dichos nombres se han colocado en el mercado, aunque con un éxito limitado.

Debido a que algunos registradores acreditados por la ICANN ahora venden dominios NIS, DOA u otros similares junto a nombres de dominio estándar, el potencial de confusión entre los clientes incautos parece alto. Como todos sabemos, las advertencias que se ofrecen en letra pequeña pueden no explicar o advertir adecuadamente a los clientes potenciales de los riesgos asociados a estos nombres. Antes de obtener un nombre de dominio, pregunte al registrador o al revendedor si funcionará en el DNS. Y recuerde, el comprador debe tener cuidado.

Authors

Alain Durand

Principal Technologist
Read biographyRead biography