es

Informe independiente determina posible curso de acción para mitigar colisiones de nombres de dominio

26 de febrero de 2014

Además de estar disponible en los seis idiomas de las Naciones Unidas, este contenido también está disponible en

Un informe independiente encomendado por la ICANN, denominado Mitigación del riesgo de colisiones de nombres en el espacio del DNS, presenta una serie de recomendaciones concretas para mitigar los potenciales riesgos de colisiones de nombres de dominio.

Haga clic aquí para descargar el informe completo » [PDF, 322 KB]

Haga clic aquí para presentar comentarios sobre el informe »

Una colisión de nombres se produce cuando se intenta resolver un nombre en un espacio de nombres privado y se obtiene como resultado una consulta al Sistema de Nombres de Dominio (DNS) público.

"El informe analiza en profundidad la cuestión de las colisiones de nombres y los riesgos e impactos potenciales, y ofrece consejos muy claros sobre cómo ayudar a los operadores de sistemas a detectar y mitigar estos riesgos", dijo Akram Atallah, Presidente de la División Global de Dominios de la ICANN. "El próximo paso es solicitar los comentarios de nuestra comunidad sobre los resultados del informe".

En el informe, se pone de manifiesto que las colisiones de nombres no son algo nuevo, y que las cuestiones que puedan surgir a raíz de la expansión de los Dominios de Alto Nivel (TLD) dentro del Programa de nuevos gTLD de la ICANN serían muy similares a las que surgieran en otras partes del DNS. Sin embargo, el informe hace notar que una mayor cantidad de TLD no aumentará los riesgos de colisiones de nombres de manera fundamental o significativa.

En particular, el informe presenta una serie de recomendaciones sobre cómo la ICANN y los operadores de TLD deberían tratar la cuestión de las colisiones de nombres a medida que se expande el espacio de los TLD:

  • La ICANN  debería requerir que los registros de nuevos TLD implementen y publiquen una zona de interrupción controlada durante 120 días, monitoreada por la ICANN inmediatamente después de la delegación en la zona raíz.
    • Luego del periodo de 120 días, el TLD dejará de estar sujeto a restricciones en materia de colisiones de nombres.
  • La ICANN debería contar con procedimientos de respuesta ante emergencias para analizar los problemas informados que representen un "peligro claro y manifiesto para la vida humana" y actuar en consecuencia.
  • La ICANN y los demás miembros de la comunidad deberían continuar recabando y analizando datos relativos a los servidores raíz y a la interrupción controlada.
  • Los dominios de alto nivel .corp, .home y .mail deberían quedar reservados en forma permanente.

Este informe está disponible para la recepción de comentarios públicos hasta el día 21 de abril de 2014.