es

El Servidor de raíz L, en su bolsillo

13 de marzo de 2012

Joe Abley

Bien, quizás no tan dentro de su bolsillo. Pero sí muy cerca del mismo.

La ICANN opera el servidor de raíz L, uno de los trece servidores raíz del Sistema de Nombres de Dominio, los cuales juntos conforman la infraestructura conocida como Sistema de Servidores Raíz. Los Servidores Raíz sirven a la zona raíz del DNS, el cual es mantenido por el personal de la ICANN del departamento de la IANA. La Zona Raíz brinda indicadores de dominios de alto nivel conocidos, como por ejemplo CA, NZ, UK, NET y ORG, los cuales a su vez brindan indicadores a subdominios, por lo que los servidores del DNS de alrededor del mundo pueden encontrar la manera de proporcionar respuestas a sus usuarios. Si no puede alcanzar un Servidor Raíz, entonces el resto del DNS (en un momento dado) no se encontrará disponible. Por consiguiente, es importante tener acceso confiable a un Servidor Raíz.

En la ICANN, hemos dedicado bastante tiempo a buscar la manera de lograr que el servicio del Servidor Raíz sea más confiable para los usuarios finales que se encuentran en lugares lejanos y carentes. Hemos visto a Proveedores de Servicios de Internet (ISPs) desconectarse de todos los Servidores Raíz debido a cortes de cables submarinos y fallas en las transmisiones de satélites; también hemos visto que errores de enrutamiento que se encontraban a varias redes de distancia, causen un rendimiento de Servidores Raíz esporádico e inestable. Como cualquier otro servicio en Internet, en ocasiones también hemos visto grandes picos de tráfico, y este mismo tiene el potencial de lograr que las redes entre un usuario y un Servidor Raíz se congestionen. No importa cuánta potencia informática es instalada en grupos de Servidores Raíz regionales, siempre existe la posibilidad de que un Servidor Raíz sea difícil de alcanzar desde algún lugar.

Nuestra conclusión es que la manera de crear un Servidor Raíz, especialmente un servidor de raíz L, más accesible para todos es acercándonos más a los usuarios finales, sin importar el lugar en donde se encuentren. Afortunadamente, existe un mecanismo bueno, simple y efectivo para lograr que esto suceda, y se llama anycast [PDF, 125 KB].

Anycast nos permite instalar varias instancias del servicio de servidor de raíz L en áreas de servicios insuficientes, para que cualquier cliente particular del DNS que tenga la necesidad de enviar una solicitud pueda recibir una respuesta en forma local. Si la instancia local desaparece (podría existir un apagón de electricidad o un problema de red), entonces su tráfico debería enrutarse en forma automática hacia otro lugar.

¿Qué tan cerca se encuentra el servidor de raíz L más cercano a usted? Esto no es algo muy difícil de averiguar. Desde la ventana de comandos de Windows puede escribir “tracert L.ROOT-SERVERS.NET”, y desde una terminal Macintosh, o desde un Shell en una computadora Unix o Linux puede escribir “traceroute L.ROOT-SERVERS.NET”. Como resultado, le mostrará las direcciones (y, en varios casos, nombres del DNS) de los enrutadores que se encuentran entre usted y el servidor de raíz L.

Para obtener una perspectiva más geográfica, puede consultar los lugares en los que el servidor de raíz L se encuentra desplegado en el mundo , y también los lugares en los que se pueden encontrar otros servidores raíz, ya que no somos los únicos operadores de Servidores Raíz trabajando en esto.

La ICANN continua identificando ubicaciones geográficas que puedan carecer del Sistema del Servidor Raíz. Junto con proveedores de servicios de red y portadores, estamos ayudando a lograr que el Sistema del Servidor Raíz sea más confiable y accesible para los usuarios de Internet, mejorando la seguridad y estabilidad del DNS.

Joe Abley