Skip to main content

Mise à jour de l'étude du BCG : l'analyse par groupes de pays est désormais disponible

Haga clic aquí para descargar la versión actualizada [PDF, 236 KB]

Haga clic aquí para acceder al sitio web "BCG Perspectives".

¿Cuáles son los engranajes que aceitar? Reduciendo la fricción de la economía en Internet es una actualización del informe Aceitando los engranajes de la economía en Internet, realizado en 2014 por la consultora Boston Consulting Group, a pedido de la ICANN. En esta versión actualizada se amplía al análisis del índice de restricciones en el uso de Internet (e-friction), mediante el análisis de sus causas principales y la definición de grupos de países que enfrentan desafíos similares y pueden trabajar en forma conjunta para lograr soluciones afines.


Haga clic aquí para leer el informe completo en el sitio web de BCG.

La reducción de los factores que impulsan el índice de restricciones en el uso de Internet redunda en beneficios económicos y acelera el crecimiento

En la versión actualizada del estudio de BCG se revelan cinco causas de restricciones en el uso de Internet y se proponen soluciones

Abordar las cinco causas principales del índice de restricciones en el uso de Internet (e-friction) puede ayudar a que los países obtengan mayores beneficios económicos y sociales a la vez que estimulan el crecimiento, según lo indica un análisis de la consultora Boston Consulting Group (BCG) publicado en el día de hoy.

¿Cuáles son los engranajes que aceitar? Reduciendo la fricción de la economía en Internet es una versión actualizada del informe publicado por BCG en 2014, en el cual se analizó el índice de restricciones en el uso de Internet en 65 economías que concentran más del 80 por ciento de la población mundial y más del 90 por ciento de la actividad económica global. En el informe inicial, se introduce el índice de restricciones en el uso de Internet (e-Friction Index), mediante el cual se identifican 55 indicadores de restricciones en el uso de Internet, agrupados en cuatro categorías: restricciones en materia de infraestructura, restricciones industriales, restricciones individuales y restricciones de información.

Un bajo índice de restricciones en el uso de Internet guarda una estrecha correlación con un alto nivel de penetración de Internet y economías digitales sólidas. Los países con los mejores índices de restricciones en el uso de Internet tienen una tasa de penetración de Internet que supera el 80 por ciento, mientras que gran parte de las naciones con bajos resultados tienen un índice de penetración del 50 por ciento, o incluso menor.

Las cinco causas principales del índice de restricciones en el uso de Internet identificadas en la versión actualizada del informe, que se publica en 2015, son riqueza, densidad demográfica, mezcla de población rural y urbana, alfabetización y habilidades lingüísticas en inglés. La riqueza es un factor importante, pero no alcanza para explicar el índice de restricciones en el uso de Internet. Las causas en común de las restricciones en el uso de Internet sugieren la posibilidad de hallar soluciones de alto impacto.

"El comercio electrónico enriquece a las naciones", dijo Paul Zwillenberg, socio en BCG y coautor tanto del informe publicado en 2014 como de su versión actualizada. "Sin embargo, no todas las naciones participan equitativamente del intercambio de bienes, ideas e información, ya que la restricción en el uso de Internet se interpone en su camino. En algunas de las causas de la restricción en el uso de Internet se puede lograr una influencia mediante iniciativas políticas; en otras, hace falta un enfoque más creativo".

Del análisis de las economías según su índice de restricción en el uso de Internet y su PBI per cápita surgen ocho grupos, los cuales, a su vez, se agrupan en tres categorías según sus niveles de ingresos. Aquellos que deseen reducir sus índices de restricciones en el uso de Internet deberían comenzar por priorizar la importancia relativa de cada causa, y luego generar una estrategia para cada causa en particular. Los que se encuentran dentro de un mismo grupo enfrentan iguales desafíos, y es probable que procuren soluciones similares en algunas instancias, aunque claramente no en todas.

Las naciones rurales en vías de desarrollo enfrentan múltiples problemas de infraestructura básica. Una serie de mercados emergentes se encuentra experimentando con distintos modelos operativos y de financiamiento. La tecnología óptima depende de las condiciones locales, tanto en lo que respecta a tecnologías móviles como fijas; el costo de las tecnologías inalámbricas generalmente se adecua más a las áreas rurales, y las tecnologías satelitales son las mejores en áreas verdaderamente remotas.

Las naciones de ingresos medios se pueden beneficiar significativamente a partir de sus esfuerzos por demostrarle a sus poblaciones el valor de Internet e integrar más personas en línea. Existen buenos modelos a seguir en cuatro áreas clave: continuar con el desarrollo de contenidos locales, fomentar la alfabetización digital, simplificar el acceso y el uso, y reducir los costos.

Incluso los países con un bajo índice de restricciones en el uso de Internet se enfrentan a cuestiones espinosas en el ámbito digital, como la privacidad y la seguridad de los datos, que si no se manejan hábilmente o no se resuelven, pueden significar un obstáculo o "atascar los engranajes". Algunas naciones tienen que enfrentar más causas de restricciones, como las relacionadas con normativas obsoletas, exceso de burocracia y obstáculos a la inversión; estas naciones deben focalizar sus intervenciones con cautela.

"Se espera que la economía digital crezca a una tasa anual del 10 por ciento en los próximos años y entre el 15 y el 25 por ciento en los mercados en desarrollo", dijo Fadi Chehade, Presidente y Director Ejecutivo de la Corporación para la Asignación de Nombres y Números en Internet (ICANN), la cual encargó el informe de 2014 y su versión actualizada. "La competitividad de las naciones dependerá cada vez más de qué tan bien los países aborden el índice de restricciones en el uso de Internet. La economía digital es un lugar al cual prácticamente todas las naciones pueden mirar en búsqueda de mayor empleo e ingresos para sus empresas".

Acerca de Boston Consulting Group

Boston Consulting Group (BCG) es una consultora global líder mundial en asesoramiento sobre estrategias empresariales. Trabajamos junto a nuestros clientes en los sectores público, privado y sin fines de lucro en todas las regiones para detectar sus oportunidades de mayor valor, ocuparnos de sus desafíos más críticos y transformar sus empresas. Nuestro enfoque adaptado al cliente combina un análisis profundo de las dinámicas de empresas y mercados con la estrecha colaboración en todos los niveles de la organización del cliente. Esto garantiza que nuestros clientes logren ventajas competitivas sustentables, generen organizaciones más capaces y garanticen resultados duraderos. Fundada en 1963, BCG es una empresa privada con 81 oficinas en 45 países. Para obtener más información, visite: bcg.com.

Acerca de bcgperspectives.com

Bcgperspectives.com presenta las perspectivas más recientes de los expertos de BCG y de líderes diversos, como directores ejecutivos y miembros del sector académico. El sitio se dedica a los temas que ocupan la agenda de los altos niveles gerenciales. También permite un acceso sin precedentes al cuantioso archivo de BCG, en el cual figuran los pensamientos de los líderes de los últimos cincuenta años, llegando a la época de Bruce Henderson, fundador de la empresa y uno de los artífices de los servicios de consultoria gerencial tal como los conocemos hoy. Todos nuestros contenidos (videos, podcasts, comentarios e informes) se pueden consultar mediante PC, dispositivos móviles, iPad, Facebook, Twitter y LinkedIn.


More Announcements
Domain Name System
Internationalized Domain Name ,IDN,"IDNs are domain names that include characters used in the local representation of languages that are not written with the twenty-six letters of the basic Latin alphabet ""a-z"". An IDN can contain Latin letters with diacritical marks, as required by many European languages, or may consist of characters from non-Latin scripts such as Arabic or Chinese. Many languages also use other types of digits than the European ""0-9"". The basic Latin alphabet together with the European-Arabic digits are, for the purpose of domain names, termed ""ASCII characters"" (ASCII = American Standard Code for Information Interchange). These are also included in the broader range of ""Unicode characters"" that provides the basis for IDNs. The ""hostname rule"" requires that all domain names of the type under consideration here are stored in the DNS using only the ASCII characters listed above, with the one further addition of the hyphen ""-"". The Unicode form of an IDN therefore requires special encoding before it is entered into the DNS. The following terminology is used when distinguishing between these forms: A domain name consists of a series of ""labels"" (separated by ""dots""). The ASCII form of an IDN label is termed an ""A-label"". All operations defined in the DNS protocol use A-labels exclusively. The Unicode form, which a user expects to be displayed, is termed a ""U-label"". The difference may be illustrated with the Hindi word for ""test"" — परीका — appearing here as a U-label would (in the Devanagari script). A special form of ""ASCII compatible encoding"" (abbreviated ACE) is applied to this to produce the corresponding A-label: xn--11b5bs1di. A domain name that only includes ASCII letters, digits, and hyphens is termed an ""LDH label"". Although the definitions of A-labels and LDH-labels overlap, a name consisting exclusively of LDH labels, such as""icann.org"" is not an IDN."