es

Chairman Vint Cerf's Opening Remarks at Internet Governance Forum, Athens, Greece 30 October - 2 November 2006

30 de octubre de 2006

Gobernanza de Internet : Las Tareas Por Hacer

Vint Cerf

Presidente de ICANN

30 de octubre de 2006

Foro de Gobernanza de Internet

Atenas, Grecia

Primer Ministro Karamanlis, Ministro Liapis, Presidente Desai, Secretario General Utsumi, Ministro Kamel, Comisionado Reding, Secretario General Sebban, Director Ejecutivo Primo, mi buen amigo y colega, Robert Kahn, distinguidos participantes e invitados, señoras y señores, es un honor tener esta oportunidad de dirigirme a ustedes y participar en la primera convención del Foro de Gobernanza de Internet.

En los 33 años desde que el concepto de Internet adquirió su primera forma, éste se ha convertido en una infraestructura global de creciente valor en varias dimensiones. Su habilidad para absorber nuevas tecnologías y soportar una variedad creciente de aplicaciones son indicadores del poder de sencillez, claridad y buena definición de sus especificaciones técnicas y de sus capacidades abiertamente accesibles en todas las capas de su arquitectura. Hemos llegado a esta etapa como consecuencia de la cooperación voluntaria y la coordinación de literalmente cientos de millones de participantes: usuarios, proveedores de servicios, desarrolladores de estándares, programadores de aplicaciones de software, distribuidores de sistemas operativos y muchos más. El flujo de información en Internet con el advenimiento del World Wide Web ha inspirado nuestra imaginación y ha sustanciado la posibilidad de que todo el conocimiento del mundo pueda algún día ser accesible a cada persona del planeta, y posiblemente otros planetas, con sólo mover un dedo o proferir una serie de palabras bien escogidas.

Durante la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información nosotros aprendimos unos de otros que todavía hay mucho trabajo por realizar para lograr hacer realidad este sueño. Estimamos que hoy sólo hay mil millones de usuarios de Internet. Ese número podría ser más grande si consideramos que algunos de los 2.5 mil millones de teléfonos móviles tienen Internet y pueden ser el único medio de acceso para algunos de sus usuarios. Pero todavía tenemos que proveer a varios miles de millones más de usuarios con acceso, preferiblemente a la mayor velocidad que sea técnicamente posible y a la vez asequible.

Más aún, conforme el público en general se ha convertido en la base dominante de los usuarios de Internet, estamos encontrando que hay algunos que abusan de este medio, de la misma forma que ha ocurrido en otros medios. Podemos encontrar fraude, acoso, copias ilegales, materiales inapropiados para niños, contenidos que son rechazados por sociedades civilizadas, y un espectro de comportamientos problemáticos que conviven con la cantidad masiva de contenido y servicios que sí son útiles en la red. Pero estos problemas no se encuentran simplemente confinados dentro de fronteras nacionales. Internet es un sistema global diseñado para que todos puedan interactuar con todos y muchos de los problemas de comportamiento son de alcance internacional. Estas preocupaciones deben ser atendidas en los niveles local, nacional e internacional y requieren para su solución la cooperación técnica, política y legal. El Foro de Gobernanza de Internet es el más reciente de los foros donde estos temas pueden ser discutidos y cuyas directrices de solución pueden ser compartidas.

Desde una perspectiva más positiva, Internet representa ya la colección más grande y distribuida de información histórica y actual que jamás haya existido. Se ha convertido en un importante facilitador del comercio global, una fuente innovadora de educación y entretenimiento y un conducto poderoso para colaborar y coordinar actividades personales, empresariales y gubernamentales. El desarrollo de marcos técnicos y legales para hacer más efectivas estas capacidades en un entorno global, terminará por incrementar el valor de las inversiones ya hechas en Internet así como las que se harán en el futuro.

Una variedad de organizaciones ya se encuentran trabajando para estandarizar y coordinar algunos esfuerzos, muchas de ellas a nivel técnico, como el Directorio de Arquitectura de Internet (Internet Architecture Board –IAB), la Fuerza de Tareas de Ingeniería de Internet (Internet Engineering Task Force –IETF), el Consorcio de World Wide Web (World Wide Web Consortium –W3C), la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers –ICANN) y la Unión Internacional de Telecomunicaciones (Internacional Telecommunications Union –ITU). Otras organizaciones están contribuyendo a mejorar el entendimiento de las implicaciones a nivel práctico y cultural del desarrollo creciente de la red global, como la Sociedad de Internet (Internet Society –ISOC), la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (World Intellectual Property Organization –WIPO), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization –UNESCO), entre muchas otras. El Foro de Gobernanza de Internet puede servir como plataforma para identificar a las organizaciones potenciales que ya están equipadas para tratar los asuntos importantes de Internet.

Conforme más información encuentra su camino en los archivos de Internet, es vital que preservemos su capacidad de acceso, regeneración e interpretación. Los documentos digitales suelen pasar por paquetes de software específicos que los interpretan para ser regenerados en una forma entendible. Necesitamos asegurarnos de que los bits que preservemos en los medios digitales puedan ser leídos y entendidos no sólo por personas sino también por las computadoras que nos ayudan a manejar este océano de información. Es necesario tomar medidas para asegurar que la información que acumulamos ahora pueda ser usada no sólo en décadas, sino también en siglos y milenios en el futuro. Necesitamos preservar el acceso a aplicaciones de software, sistemas operativos y posiblemente también hardware o simuladores, con el fin de retener la habilidad de lograr un uso efectivo de nuestros archivos digitales.

Es igualmente importante que preservemos la interoperabilidad global de Internet, aún dentro de los esfuerzos por hacerlo más inclusivo a todos los lenguajes del mundo. Actualmente, UNICODE nos ayuda a manejar información en muchos lenguajes dentro de páginas web y bases de datos masivas. Existe un fuerte interés de la comunidad de Internet, la existente y la naciente, de poder registrar nombres de dominio escritos en caracteres utilizados en sus lenguajes de preferencia y esto representa un enorme reto técnico. Estos nombres de dominio se conocen como Nombres de Dominio Internacionalizados (Internationalized Domain Names –IDNs).

Uno de los aspectos más importantes de Internet es su habilidad para que cada usuario pueda hacer referencias a cada nombre de dominio registrado sin ninguna ambigüedad. Históricamente, esta particularidad se ha logrado en parte al restringir la expresión de los nombres de dominio al pequeño subconjunto de caracteres latinos A-Z y los dígitos 0-9 y el guión “-“. Pero entendemos bien que esto no basta para los usuarios cuyo lenguaje nativo utiliza otros caracteres. Al mismo tiempo, es vital preservar la habilidad global para referir y usar cada nombre de dominio. Esta interoperabilidad global necesita preservarse especialmente conforme el sistema UNICODE soporte nuevos lenguajes al integrar nuevos caracteres.

Pero es totalmente crítico hacer notar que los nombres de dominio NO SON expresiones generales de lenguaje natural. Son simplemente identificadores que ayudan a los usuarios a referir información de forma única en Internet, utilizando cadenas de caracteres agrupados en una secuencia de etiquetas que conforman los nombres de dominio. Éstos tienen que ser únicos y los nombres registrados hasta ahora deben continuar funcionando en el futuro lejano, sin importar que nuevos caracteres sean añadidos a UNICODE para lograr la expresión de otros lenguajes escritos. Para asegurar esta estabilidad e interoperabilidad global, es necesario permitir sólo un subconjunto de posibles caracteres dentro de UNICODE, cuidadosamente escogidos, para ser usados como nombres de dominio. El trabajo en esta área será discutido en otras sesiones durante este Foro de Gobernanza de Internet, por lo que sólo subrayaré aquí que este trabajo refleja un desafío técnico y requiere de mucha experiencia.

Es entendible que los proponentes de IDNs estén ansiosos de lograr avances. ICANN ya está conduciendo pruebas para determinar el grado de preparación del archivo de zona raíz, así como los servidores raíz y revolvedores asociados, para trabajar con nombres de dominio internacionalizados. Añadir IDNs en todas las capas del sistema de nombres de dominio puede llegar a afectar cada una de las aplicaciones que hacen uso del sistema de nombres de dominio. Los mecanismos del sistema de nombres de dominio establecen demandas de normalización y correspondencia que exceden por mucho el simple requisito de que el lenguaje natural pueda ser generado usando UNICODE. Un error en las especificaciones de las reglas de IDN podría fácilmente (y de forma permanente) romper Internet en componentes no interoperables. Nuevos trabajos dentro de la Fuerza de Tareas de Ingeniería de Internet (Internet Engineering Task Force –IETF) y en el Comité de IDNs de ICANN, entre otros, están fijando el caminio hacia soluciones específicas.

Falta mucho trabajo para asegurar la estabilidad y la seguridad de los sistemas de direcciones y ruteo de Internet al haberse expandido el espacio de direcciones de un máximo presente de 4.3 mil millones de direcciones (IPv4) a 340 trillones de trillones de trillones de direcciones (IPv6). La escala potencial de esta red presenta enormes desafíos asociados a la administración y la eficiencia de las tablas de ruteo de bajo nivel. Registros exactos y verificables de asignaciones de direcciones IP son crecientemente importantes para la estabilidad de esta parte del diseño técnico de Internet. Hay mucho trabajo que hacer para mejorar la resistencia de la red y sus equipos adjuntos hacia una variedad de ataques como los de negación de servicio. La incorporación de archivos de zona firmados es sólo uno de muchos esfuerzos para incrementar la habilidad de Internet y sus componentes para resistir ataques de potenciales transgresores.

Adicionalmente a estos retos técnicos, también necesitamos identificar juntos aquellos aspectos no-técnicos pero igualmente importantes que intervienen en el marco operacional para implementar y aplicar los recursos de Internet de la mejor manera posible. La apertura de Internet, la habilidad de sus usuarios de inventar y probar nuevas aplicaciones, la libertad de cada computadora para virtualmente interactuar con cualquier otra, dentro de los límites de seguridad y resistencia al abuso, han contribuido a su vitalidad y su carácter innovador.

A pesar de su existencia operativa desde 1983, el espacio de aplicaciones de Internet no ha sido explorado en su totalidad. Parece haber un vasto espacio de ideas que todavía pueden ser consideradas, limitado únicamente por la imaginación y nuestra habilidad de producir el software necesario para hacer estas ideas realidad. Junto con mis colegas en ICANN y en otras partes, yo estoy personalmente dedicado a dar a conocer la potencialidad de este notable sistema. Espero que todos los que estamos reunidos en este Foro compartamos este mismo deseo de trabajar juntos para lograr, para nosotros y para los que nos siguen, un Internet estable, seguro, global, creciente y prósperamente funcional.