Internet Corporation for Assigned Names and Numbers

¿Qué hace ICANN?

Para ponerse en contacto con otra persona a través de Internet es necesario escribir una dirección en su equipo: ya sea un nombre o un número. Esa dirección debe ser única para los equipos sepan donde pueden encontrarse. ICANN coordina estos identificadores únicos en todo el mundo. Sin dicha coordinación, sería imposible tener una Internet a nivel mundial.

ICANN se fundó en 1998 como asociación sin ánimo de lucro y en ella se reúnen personas de todo el mundo cuyo objetivo es asegurar que Internet sea segura, estable e interoperativa. Esta asociación promueve la competencia y desarrolla políticas de identificadores únicos de Internet.

ICANN no controla el contenido de Internet. No puede detener el correo basura y no gestiona los accesos a Internet pero, gracias a su función de coordinación del sistema de nombres de Internet, tiene una gran importancia en la expansión y evolución de Internet.

¿Qué es el Sistema de nombres de dominio?

El sistema de nombres de dominio o DNS es un sistema diseñado para que Internet sea accesible para las personas. La principal forma en la que los equipos informáticos que conforman Internet se encuentren entre sí es mediante una serie de números (denominada “dirección IP”), que es específica de cada dispositivo. Sin embargo, para el cerebro humano es difícil recordar largas listas de números, por lo que el DNS utiliza letras en lugar de números y vincula una serie precisa de letras a una serie concreta de números.

El resultado final es que el sitio web de ICANN puede encontrarse en “icann.org” en lugar de en “192.0.34.163”, que es como lo conocen los ordenadores de la red. Una de las ventajas de este sistema (aparte de facilitar mucho a las personas el uso de la red) es que un nombre de dominio concreto no tiene porqué vincularse a un ordenador específico, ya que el vínculo entre un dominio particular y una dirección IP concreta puede modificarse de forma fácil y rápida. Este cambio se reconoce en toda Internet en un plazo de 48 horas gracias a que la infraestructura DNS está actualizándose constantemente. El resultado es un sistema extremadamente flexible.

Los nombres de dominio se componen de dos partes, separadas por “el punto”. En la parte derecha del punto se encuentra el dominio de primer nivel o TLD, y corresponde con las terminaciones “com”, “net” u “org”, entre otras. En cada caso hay una compañía (denominada registro) a cargo de todos los dominios que terminan con ese TLD concreto y que tiene acceso a una lista completa con todos los dominios que tienen ese nombre, así como las direcciones IP con las que están asociadas esos nombres. La primera parte, que se encuentra antes del punto, es el nombre de dominio en el que se registra y que se utiliza para ofrecer sistemas en línea como sitios web o correo electrónico. Estos dominios se venden a través de un gran número de “registradores”, que pueden estipular libremente el precio de sus servicios, aunque en cada caso pagan una cuota fija por dominio al registro concreto bajo cuyo nombre está registrado el dominio.

ICANN redacta contratos con cada registro*. También gestiona un sistema de acreditación para los registradores. Estos contratos ofrecen un entorno coherente y estable para el sistema de nombres de domino, y por ello para Internet.

En resumen, el DNS ofrece un sistema de direcciones de Internet para que los usuarios puedan encontrar sitios web concretos, y constituye la base del correo electrónico y de muchos otros usos en línea.

¿Qué relación hay entre ICANN y las direcciones IP?

ICANN desempeña un papel administrativo similar con las direcciones IP que utilizan los ordenadores que con los nombres de dominio que utilizan los humanos. De la misma forma que no puede haber dos nombres de dominios iguales (ya no se sabría dónde se podría acabar), por el mismo motivo no es posible que haya dos direcciones IP iguales.

De nuevo, ICANN no gestiona el sistema, pero ayuda a coordinar la forma en que se suministran las direcciones IP para evitar fallos o repeticiones. ICANN es también el almacén central de direcciones IP, y suministra los rangos a los registros regionales para que éstos los distribuyan a sus proveedores de redes.

¿Qué son los servidores de raíz?

Los servidores de raíz son entidades distintas. Hay 13 servidores raíz o, más precisamente, 13 direcciones IP en Internet en las que pueden encontrarse a los servidores raíz (los servidores que tienen una de las 13 direcciones IP pueden encontrarse en docenas de ubicaciones físicas distintas). Todos estos servidores almacenan una copia del mismo archivo que actúa como índice principal de las agendas de direcciones de Internet. Enumeran una dirección para cada dominio de nivel principal (.com, .es, etc.) en la que puede encontrase la propia agenda de direcciones de ese registro.

En realidad, los servidores raíz no se consultan con mucha frecuencia (considerando el tamaño de Internet) porque una vez que los ordenadores de la red conocen la dirección de un dominio de nivel principal concreto pueden conservarla, y sólo comprueban de forma ocasional que esa dirección no haya cambiado. Sin embargo, los servidores raíz siguen siendo una parte vital para el buen funcionamiento de Internet.

Las entidades encargadas de operar los servidores raíz son bastante autónomas, pero al mismo tiempo colaboran entre sí y con ICANN para asegurar que el sistema permanece actualizado con los avances y cambios de Internet.

¿Cuál es la función de ICANN?

Como ya hemos dicho, la función de ICANN es supervisar la ingente y compleja red interconectada de identificadores únicos que permite a los ordenadores contactar entre sí en Internet.

Esto se denomina “resolución universal” y significa que, dondequiera que se encuentre de la red y del mundo, recibirá los mismos resultados cuando acceda a Internet. Sin esto, podría ocurrir que Internet funcionaría de una forma totalmente distinta en función de su ubicación geográfica.

¿Cómo se estructura ICANN?

ICANN se compone de una serie de grupos diferentes, cada uno de los cuales representa un interés distinto en Internet y que en conjunto contribuyen a cualquier decisión final que tome ICANN.

Hay tres “organizaciones base” que representan:

  • Las organizaciones que gestionan las direcciones IP
  • Las organizaciones que gestionan los nombres de dominio
  • Los gestores de los dominios de primer nivel con códigos de países (una excepción especial, como se explica a continuación).

Hay cuatro “comités consultivos” que ofrecen al ICANN consejo y recomendaciones. Representan:

  • Gobiernos y organizaciones de tratados internacionales
  • Operadores de servidores raíz
  • Todos los implicados en la seguridad de Internet
  • La comunidad “en su conjunto”, es decir, los usuarios normales de Internet.

Y, por último, hay un grupo de enlace técnico (Technical Liaison Group) que trabaja con las organizaciones que diseñan los protocolos básicos para las tecnologías de Internet.

Una Junta directiva es la encargada de tomar las decisiones finales de ICANN. La Junta se compone de 21 miembros: 15 de ellos tienen derecho a voto, y los otros 6 son enlaces sin derecho a voto. La mayoría de los miembros con derecho a voto (ocho de ellos) los selecciona un Comité nominativo independiente, mientras que el resto son miembros designados de las organizaciones base.

ICANN tiene además un Presidente y Director Ejecutivo que es miembro de la Junta y dirige el trabajo del personal de ICANN, que se encuentra ubicado en distintas partes del globo, además de ayudar a coordinar, gestionar y por último implementar las distintas decisiones y conclusiones a las que llegan las organizaciones base y los comités consultivos. El mediador de ICANN actúa como revisor independiente del trabajo del personal del ICANN y la Junta.

¿Cómo toma ICANN sus decisiones?

A continuación se resume el proceso de aplicación de modificaciones técnicas en Internet:

En una de las organizaciones base se plantea un problema o se sugiere un cambio de la red existente (a menudo tras un informe de uno de los comités consultivos), tras lo cual se establece un debate y se crea un informe que se pone a disposición del público. Si los cambios sugeridos afectan a cualquier otro grupo del sistema de ICANN, ese grupo también supervisa los cambios sugeridos y comunica su opinión. El resultado se pone a disposición del público por segunda vez.

Al final de ese proceso, la Junta del ICANN recibe un informe que detalla todas las conversaciones anteriores e incluye una lista de recomendaciones. La Junta debate el tema y puede aprobar todos los cambios, aprobar algunos cambios y rechazar otros, rechazar todos los cambios o enviar de nuevo el tema a una de las organizaciones base para que lo revise, a menudo con una explicación de los problemas que deben resolverse antes de poder aprobarlo.

El proceso vuelve a repetirse hasta que las distintas partes de ICANN alcancen un acuerdo o la Junta directiva tome una decisión basada en el informe que se le remite.

¿Ante quién responde ICANN?

ICANN tiene que responder antes organismos externos e internos.

En el ámbito externo, ICANN es una organización supeditada a las leyes del estado de California, en Estados Unidos. Eso implica que ICANN debe someterse a las leyes de Estados Unidos y responder ante el sistema judicial, es decir, ICANN puede ser llevada a juicio.

ICANN es también una entidad pública sin ánimo de lucro, y sus directivos son legalmente responsables de respetar los derechos de sociedades en su labor.

Internamente, ICANN debe responder ante la comunidad mediante:

  • Sus reglamentos
  • La composición representativa de los miembros de la Junta de ICANN, procedentes de todo el mundo
  • Un Comité nominativo independiente que selecciona la mayoría de los miembros con voto de la Junta
  • Personal directivo que la Junta debe elegir anualmente
  • Tres procedimientos distintos de resolución de disputas (Comité de reconsideración de la Junta, Panel de revisión independiente y mediador)

Toda la información sobre los marcos y principios de responsabilidad y transparencia de ICANN están disponibles en línea.


* Hay una importante excepción en lo que respecta a los “dominios de primer nivel de código de país” (ccTLD) como el caso de .es para España o .uk para el Reino Unido. Hay más de 250 ccTLD, algunos de los cuales tienen un contrato con ICANN, otros han firmado acuerdos de colaboración con ICANN, y hay otros que aún deben formalizar algún acuerdo con ICANN. Sin embargo, ICANN realiza lo que se conoce como la “función IANA” según la cual todas las direcciones principales de ccTLD se incluyen en una lista para que el resto de Internet pueda encontrarlas. ICANN también se encuentra en posición de añadir nuevos TLD cuando se amplía el sistema, como ocurrió en 2000 y 2004, cuando se “añadieron a la raíz” siete y seis TLD respectivamente.

Stay Connected

  • News Alerts:
  • Newsletter:
  • Compliance Newsletter:
  • Policy Update: